Navidad en las celdas de China: Recordando a Zhang Zhan y a otros durante la época navideña

Me encanta la navidad. Sobre todo, me encanta que sucede en el periodo más oscuro del año aquí en el Reino Unido. El invierno británico es frio, oscuro y lluvioso, pero en esta temporada todo se ilumina con decoraciones en las ventanas de mis vecinos, los árboles en nuestra calle se adornan con luces, y normalmente hacemos planes para pasar tiempo con amigos y familiares. Pero esta navidad de 2020 será como ninguna otra, incluso en el Reino Unido. Pero quedan varias cosas que podemos hacer para mantener el espíritu navideño.

La semana pasada recibí una tarjeta navideña con un simple mensaje. Llegó en el momento justo, porque había estado pensado en mis amigos y activistas en China. Esto siempre me pone triste, no solo porque es imposible visitar el país en este momento, es porque todos ellos – siendo líderes cristianos, abogados de derechos humanos, o periodistas – pasarán navidad y el año nuevo tras las rejas de una prisión, lejos de sus seres queridos, en incertidumbre sobre su situación, debido a las campañas del gobierno de China en contra de los cristianos. Me pareció irónico que la tarjeta que llegó a mis manos decía “Hecho en China”.

Zhang Zhan. Credit: Twitter/@consultorzhang

Un ejemplo es Zhang Zhan, una periodista cristiana y defensora de los derechos humanos. Zhang fue una de las pocas personas valientes quien intentó denunciar los hechos en los primeros días de la pandemia de COVID-19.

Una fuente anónima por razones de seguridad declaró a CSW que; “En los primeros días de febrero, mientras todos en Wuhan estaban intentando salir, la defensora de los derechos humanos Zhang Zhan viajó en la dirección opuesta hacia la ciudad, para reportar sobre la crisis. Sus videos y artículos fueron publicados en Twitter y YouTube, los cuales fueron bloqueados en China, y en otras plataformas de redes sociales. Ella preguntaba si la respuesta de las autoridades a la pandemia había infringido los derechos humanos. Ella levantó su voz por el Doctor Li Wenliang, y preguntaba si la severidad de la pandemia había sido resuelta. Estaba muy preocupada por los ciudadanos ordinarios, y sin voz en Wuhan, quienes enfrentaron la agonía por haber perdido sus medios de vida debido al COVID-19.”

Su valentía es impresionante –no solo fue el riesgo del virus, también la amenaza de ser arrestada. No obstante, en vez de recompensarla por su valor, las autoridades la han intentado silenciar. Fue arrestada en mayo, y ha sido recluida en el centro de detención del distrito Pudong en Shanghái desde entonces.

“Este no es una crisis por la pandemia, es una crisis por el poder. Así que, incluso si no hay una crisis por la pandemia, siempre habrá otras crisis hasta que el conflicto creado por el poder este resuelto.”

Zhang Zhan

En octubre, CSW denunció que Zhang estaba en una huelga de hambre para protestar por su detención desde el inicio del verano. Los empleados del centro de detención la han alimentado a la fuerza, mientras ella se negaba a comer o beber cualquier cosa. Denuncias recientes indican que Zhang sigue en huelga de hambre hasta hoy, mientras continúa insistiendo sobre su inocencia, y hay temores graves por su salud y bienestar.

Zhang no está sola: al menos hay otras tres periodistas que han sido detenidas o desaparecidas por intentar hacer reportajes independientes sobre el virus.

Cristianos también están bajo una presión enorme. Este año el Pastor Wang Yi de la Iglesia ‘Early Rain’ cumplirá su tercera navidad encarcelado. A lo largo del país, iglesias no registradas siguen enfrentando al hostigamiento, el cierre forzoso y sus pastores son frecuentemente detenidos; a la par, iglesias registradas han sido forzadas a editar sus mensajes, remover cruces, y cancelar todas actividades para menores, dentro de otras violaciones de la libertad de religión o creencia (LdRC).

“Quiero que los cristianos se esfuercen para la reforma pacifica o un cambio en los asuntos políticos de este país, para hacer lograr hacer algún cambio. Hay demasiadas personas quienes hacen elecciones equivocadas por temor, por ejemplo, de no levantar la voz frente a la injusticia.”

Zhang Zhan

Líderes, estudiantes, y editores musulmanes han sido arrestados también. En algunas áreas, mezquitas, templos e iglesias han sido despojados de su arquitectura y símbolos religiosos. Los que se resisten son frecuentemente arrestados; y los que hablan por su parte – incluso sus abogados – son detenidos. Apenas necesito mencionar las realidades en la región Uigur, Tíbet, y Hong Kong.

Es una situación desoladora, pero una cosa queda al final; los mejores y más valientes de la sociedad civil de China no se rinden. Los Cristianos no se rinden ante la restricción de reunirse, incluso si debe ser de una forma diferente. Tampoco se rinden de hacer el bien en sus comunidades. Los abogados de los derechos humanos no se rinden, incluso cuando acarrea hostigamiento, amenazas, detenciones y encarcelamientos. Fuera de China, los hijos e hijas, madres y padres de Uigures en centros de detención no se rinden a preguntar y preguntar porque y donde han sido detenidos sus familiares.

“Si todo lo que queda en la vida es el temor, pues todo que puedo hacer es combatir el temor hasta que lo supero.”

Zhang Zhan

Su valor es una luz en la oscuridad, un cálido resplandor en la profundidad del invierno. Mientras ellos no se rinden, nosotros podemos apoyarles de cualquier manera posible, anhelando y orando por una nueva temporada en China.

‘»¡No! Esta es la clase de ayuno que quiero:

pongan en libertad a los que están encarcelados injustamente;

alivien la carga de los que trabajan para ustedes.

Dejen en libertad a los oprimidos y suelten las cadenas que atan a la gente.

Compartan su comida con los hambrientos y den refugio a los que no tienen hogar;

denles ropa a quienes la necesiten y no se escondan de parientes que precisen su ayuda.

» Entonces su salvación llegará como el amanecer,

y sus heridas sanarán con rapidez;

su justicia los guiará hacia adelante y atrás los protegerá la gloria del Señor.

Entonces cuando ustedes llamen, el Señor les responderá.

“Sí, aquí estoy”, les contestará enseguida.

Isaías 58:6-9 NTV


One thought on “Navidad en las celdas de China: Recordando a Zhang Zhan y a otros durante la época navideña

Comments are closed.