No debemos permitir que el pueblo Rohingya pase al fondo de la agenda internacional

El 2 de diciembre de 2022, un grupo de aproximadamente 180 refugiados Rohingyas abordaron un barco en Cox’s Bazar, Bangladesh.  Su destino previsto era Malasia, donde muchos esperaban reunirse con familiares y seres queridos, o construir una vida mejor que la que tienen en los campamentos superpoblados, insalubres y cada vez más peligrosos de Bangladesh.

Ellos nunca lo lograron

En una declaración emitida el 25 de diciembre, las Naciones Unidas expresaron su preocupación de que el barco se hubiera hundido después de que desapareció en el mar de Andamán.  Los familiares de quienes estaban a bordo dijeron a The Guardian que tenían pocas esperanzas de que sus familiares todavía estuvieran vivos, y si se confirma, el número de refugiados Rohingya que han muerto en travesías marítimas a Malasia en 2022 se acercaría a 400.

Continue reading “No debemos permitir que el pueblo Rohingya pase al fondo de la agenda internacional”