En la línea de fuego frente a la LdRC: “Una competencia para el gobierno”

En algunos países latinoamericanos, líderes religiosos frecuentemente desempeñan papeles como líderes comunitarios y defensores de los derechos humanos. Como resultado, estos líderes se enfrentan al acoso, la intimidación e incluso la violencia en las manos de actores estatales y no estatales. Durante las próximas semanas CSW presentará entrevistas con líderes religiosos quienes trabajan en la región para destacar sus experiencias en la línea de fuego frente  a la libertad de religión o creencia (LdRC).

David* es un líder religioso trabajando en Venezuela. Ha implicado el acompañamiento pastoral a víctimas de violaciones de sus derechos humanos.

“Para hacer un trabajo social en Venezuela – entregar alimentos, hacer otras cosas, cuestión que yo hago – hay que hacerlo con mucha discreción, hay que hacerlo con cierto cuidado, y sin embargo es imposible no arriesgarse.

En teoría nosotros tenemos la libertad religiosa en Venezuela, pero algunos sacerdotes y líderes religiosos son un blanco para el gobierno, que es una especie de confederación de fuerzas que pretende mantenerse en el poder tratando de sostener su control social sobre las personas.

LEE MÁS

En la línea de fuego frente a la LdRC: “Salimos de la ciudad para no volver”

En algunos países latinoamericanos, líderes religiosos frecuentemente desempeñan papeles como líderes comunitarios y defensores de los derechos humanos. Como resultado, estos líderes se enfrentan al acoso, la intimidación e incluso la violencia en las manos de actores estatales y no estatales. Durante las próximas semanas CSW presentará entrevistas con líderes religiosos quienes trabajan en la región para destacar sus experiencias en la línea de fuego frente a la libertad de religión o creencia (LdRC).

Otto es un pastor Protestante quien huyó de Tuluá, Colombia.

“Si dice algo va a terminar como esos dos…

Era un domingo en la mañana, y todo iba como de costumbre, pero en ese día iba a cambiar nuestras vidas.

LEE MÁS

Cuba y la libertad de religión o creencias: una entrevista con Ricardo Fernández Izaguirre

Ricardo Fernández Izaguirre es un defensor de la Libertad de Religión quién fue detenido arbitrariamente el 12 de julio por agentes de seguridad del estado después de abandonar la sede de las Damas de Blanco en La Habana, donde había estado documentando violaciones de la libertad de religión o de creencias (LdRC). Pasó una semana detenido, durante los primeros cuatro días fue completamente incomunicado y no podía contactar su familia o amigos.

El 19 de julio Ricardo fue liberado. En esta entrevista habla de su experiencia, y explico por qué va a seguir defendiendo la LdRC a pesar de su encarcelamiento reciente.

Click here to read this post in English.

“El trabajo de los defensores de la Libertad de Religión y creencias en Cuba (LdRC) es un camino largo, que pasa por las desilusiones (cuando los afectados se niegan a denunciar) y por la represión gubernamental, cuando la policía política persigue, acosa, hostiga y encarcela a los que tratan de hacer valer los derechos humanos. Pero al final del camino está el agradecimiento sincero de los que vieron sus casos resueltos y la convicción profunda de que Dios respalda cada paso que damos llevando esperanzas, como ovejas en medio de lobos (Evangelio de Mateo 10:16).

LEE MÁS

Cultura de impunidad en México, parte 2: Años perdidos y oportunidades perdidas

La semana pasada, el Oficial de Defensa de América Latina de CSW detalló la cultura de impunidad que obstaculiza la protección y la promoción de la libertad de religión o de creencias (LdRC) en México. En este post le ponemos una cara humana a los efectos de la respuesta inadecuada del gobierno a las violaciones de LdRC, para mostrar lo que le sucede a las personas cuando las autoridades retrasan o descuidan sus responsabilidades de proteger a las minorías religiosas.

Un caso que ilustra la cultura profundamente arraigada de la impunidad que rodea los ataques a las minorías religiosas en México es el de la comunidad de Yashtinin en el municipio de San Cristóbal de las Casas en el estado de Chiapas.

Todo comenzó en 2012, cuando varias personas se convirtieron a otra religión diferente a la mayoritaria. Algunos miembros de la comunidad temían que esta nueva religión dañara sus costumbres y tradiciones y afectara negativamente a sus hijos. El 10 de junio de 2012, un grupo numeroso de la comunidad fue a la casa de Santiago Hernández Vázquez, uno de los hombres que se habían convertido.  Se llevaron a todos los que se encontraban allí y los metieron en prisión, en medio de insultos, amenazas con violencia; incluso consignas de muerte en el proceso.

Después de encarcelar a 16 hombres y niños en un espacio normalmente destinado a albergar a una sola persona, los maestros locales empleados por el gobierno falsificaron un documento que afirmaba que las familias habían decidido voluntariamente abandonar la comunidad. Las víctimas fueron obligadas a firmarlo y se les dio tres días para irse. Tras la expiración del ultimátum, 12 familias fueron expulsadas después de que los aldeanos destruyeron todas sus casas y propiedades. Para el año 2015, un total de 28 familias habían sido expulsadas de la misma comunidad.

LEE MÁS

Un Puente entre dos Mundos: Desafíos para las Minorías Religiosas de México en el Día de Muertos

Me parece muy extraño que al crecer en una familia, o en una cultura, donde la muerte es un tabú, donde la gente tiene miedo de hablar de ello, en el otro lado del mundo, en México, la muerte está profundamente arraigada en su cultura y en su gente.

En la literatura y el arte mexicanos hay una fijación con la muerte. El célebre poeta y diplomático mexicano Octavio Paz escribió: “Para el habitante de Nueva York, París o Londres, la muerte es la palabra que jamás se pronuncia porque quema los labios. El mexicano, en cambio, la frecuenta, la burla, la acaricia, duerme con ella, la festeja, es uno de sus juguetes favoritos y su amor más permanente […] la contempla cara a cara con impaciencia, desdén o ironía.”

LEE MÁS